Barcelona jugará una nueva final de copa

Redacción 102nueve.com febrero 8, 2018
Cortesía Diario Sport

Los culés superaron al Valencia y jugaran su quinta final consecutiva de la competición.

Dos Zarpazos en la segunda mitad de Coutinho y Rakitic han sido suficientes para que el FC Barcelona ganara por 2-0 al Valencia en el partido de vuelta por las semifinales de la Copa del Rey.

El partido arrancó como es costumbre con la posesión de balón del lado de los de Valverde, y con un valencia decidido a superar el excelente partido defensivo hecho en el Camp Nou, con Dani Parejo y Coqueline presionando en el centro del campo a Lionel Messi como principal generador de juego de los azulgranas, para después apostar por los balones largos y dejar mano a mano a un corpulento Zaza y un veloz Rodrigo Moreno mano a mano con Piqué y Umtiti.

Durante la primera mitad del juego, la fórmula planteada por Marcelino parecía dar resultados, ya que a los catalanes se les dificultaba superar el muro de los naranjeros, una situación que no les preocupaba de más ya que tenían la ventaja del 1-0 conseguido en su casa, mientras que el Valencia era el principal obligado a buscar la portería de Cilessen en busca de un tanto que los metiera de nuevo en la eliminatoria.

La primera gran ocasión de los valencianistas de remontar llegó al minuto 13 por intermedio de Rodrigo Moreno que remató de cabeza un centro de Gayá, desafortunadamente el balón choco contra el larguero, la segunda vino al minuto 44, Kondogbia dribló y disparó ante la marca de Piqué dentro del área, pero el esférico se estrelló por fuera de la red.

Llegó el descanso, y con él las modificaciones, Valverde sacó del campo al polémico André Gomes para que ingresara el fichaje estelar del mercado invernal, Coutinho, que se encargaría de abrir la lata en Mestalla sobre el minuto 49 tras rematar cruzado un pase de Luis Suárez para vencer a Doménech, y sumar así su primer gol con la elástica azulgrana.

Baldazo de agua fría para los locales, Marcelino sacó la artillería, metió al portugués Guédes y al canterano Carlos Soler para intentar la épica, a lo que el Barcelona respondió con la entrada de Poulinho por Iniesta.

Los naranjeros tuvieron la última oportunidad al 73, Guedes ganó línea de fondo y mando un centro que desvió Carlos Soler para la aparición de Gayá que remato solo y a quemarropa ante cilessen, pero el holandés sacó una mano providencial para evitar la caída de su arco.

El golpe definitivo lo daría el croata Rakitic con un cañonazo desde la frontal del área para poner el definitivo 2-0 que mete a los catalanes a su quinta final consecutiva, para buscar ante el Sevilla su cuarto campeonato consecutivo.