Crece tensión entre Israel y Siria

Redacción 102nueve.com febrero 10, 2018
Cortesía

La fuerza armada israelí derribó un avión de la fuerza siria la madrugada de este sábado procedente de Irán.

Una nueva escalada de tensión se ha disparado en oriente medio después de que Israel comenzara a atacar objetivos la fuerza aérea de Siria, siendo el primera un dron procedente del país árabe que fue derribado en el espacio aéreo de Israel.

Horas después de que se diera a conocer este incidente, la defensa antiaérea siria comenzó un ataque contra los aviones israelíes, dejando como saldo un F-16 de Israel derribado.

Más tarde se informó que los pilotos que iban a bordo lograron salir del avión a tiempo y fueron trasladados al hospital, uno de ellos en condiciones graves, dicha situación encendió las alarmas en toda la zona norte de Israel, principalmente en la ciudad de Beit She'an  y los Altos del Golán, y decidieron cerrar gran parte de sus espacio aéreo, incluyendo el aeropuerto de Ben-Gurión.

Tras esto, la fuerza antiaérea del país árabe reportó que habían repelido un nuevo ataque del país hebreo, en el que alcanzaron 12 objetivos en territorio sirio, entre ellos tres baterías de los sistemas de defensa antiaérea y cuatro "objetivos iraníes".

Cruce entre Putin y Netanyahu.

"Israel se defenderá de cualquier agresión y cualquier intento de violar su soberanía", expresó el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ante la noticia del derribo del dron aéreo sirio, ya que según el "Irán busca usar territorio sirio para atacar a Israel por su objetivo declarado de destruir el país. Esta mañana Irán violó descaradamente la soberanía de Israel, lanzando un dron iraní desde territorio sirio".

Luego de esto, Netanyahu sostuvo una reunión mediante una llamada telefónica con el presidente ruso, Vladimir Putin, y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, por motivos del ataque.

Según señala un comunicado emitido por el Kremlin, Putin pidió a su homónimo del país hebreo que evitara cualquier tipo de acción que pudiera incrementar la tensión en la región, provocando una nueva confrontación en esa zona del planeta.