Creen que diálogo evitaría la sangre en el FMLN

Lafitte Fernández febrero 8, 2018
102nueve

Algunos dicen que las decisiones contra Ortiz son injustas y que Medardo González debe evitar la sangre.

La decisión de cargarle los dados al vicepresidente Oscar Ortiz en la elección del candidato presidencial  ha creado, en algunos dirigentes de ese partido, al menos dos percepciones: la primera,  reconocen  que el método empleado contra Ortiz no fue sano. Pudo ser muchísimo mejor.

La segunda percepción es que el Coordinación General del FMLN, Medardo González, debe intervenir para que Oscar Ortiz dialogue con Gerson Martínez y evitar que en los comicios internos del FMLN se derrame sangre.

Eso representa algo así: reconocemos un disparo de mal gusto. Ahora hay que curar las heridas que produjo a sabiendas de que Ortiz no se irá del FMLN.

Eso sí: nadie podría decir que la decisión de las principales autoridades del FMLN de apoyar, abiertamente, la candidatura presidencial de Gerson Martínez frente a la figura de Oscar Ortiz no ha provocado nada en ese partido.

Lo primero que se reconoce es que el apoyo a Martínez pudo nacer de mejor manera. Sobre todo si se llamaba a Oscar Ortiz, se explicaban las razones de la decisión, se negociaban, incluso, cuotas de poder. Pero no sucedió así. El primer sorprendido con el acuerdo fue el propio Ortiz a quien el asunto tomó por entera sorpresa.

Por eso es que ahora se estima que le corresponde al Coordinador General del FMLN, Medardo González, calmar las aguas y, posiblemente, sentar a Martínez y a Ortiz a hablar para evitar un desangramiento del FMLN en los próximos meses.

“Sin duda tienen que hablar y ver que parte del venado le toca a cada uno”, dijo un alto dirigente del FMLN.

Para estos, el pecado fue el método. No la decisión. Para otros el pecado salpicó todo. Por eso es que se sabe que hay algunos personajes que le dicen a Oscar Ortiz que se vaya del FMLN. La tesis de estos es que perciben que las peleas contra Ortiz no son del todo dignas y que, ésta última decisión, significa una nueva bofeteada en su cara.

Para estos últimos, Ortiz debe irse del FMLN. Pero, contrario a eso, hay quienes aseguran que Ortiz es un hombre de partido que sabe que, fuera del FMLN, no podría tener vida propia.

A Ortiz se le reconoce que siempre ha producido luchas internas dentro del FMLN y que, incluso, se le plantó a Shafick Handal en unas elecciones internas. Pero también  se recuerda que nunca ha intentado largarse del FMLN.

Esta última decisión le produjo a Ortiz una elección  como Vicepresidente de la República y, de acuerdo con eso, asumió un papel de primera línea en este gobierno.

Tal vez por todo esto es que el vicepresidente Oscar Ortiz protesta casi en silencio: teme que si habla y se produce un mal resultado en las elecciones de medio período, lo pueden acusar de torcer los resultados en contra del FMLN.

Pero eso es que se dice que Ortiz hablará, y protestará, después de las elecciones de marzo. Pero, antes, muchos creen que se producirá el trabajo curativo de  Medardo González. Al menos eso es lo que esperan.